Las instalaciones de fontanería en Zaragoza deben ser revisadas si aparece un atasco y no sabemos cómo acabar con él. En muchas ocasiones hay arquetas o tubos ocultos que son los que están ocasionando el problema. La localización de estas arquetas puede ser una de las claves que se necesiten para conseguir que los atascos no se vuelvan a producir a corto plazo.

Las instalaciones de fontanería en Zaragoza también requieren de su mantenimiento. Las tuberías deben ser limpiadas regularmente para evitar que a largo plazo se produzcan los atascos. Debemos tener en cuenta que simplemente el jabón o el lavavajillas se puede adherir a las paredes de las tuberías e ir haciendo más pequeño el hueco por donde pasa el agua hasta que se produzca el atasco.

Igualmente es fundamental tener filtros en la cocina y el baño para evitar que restos de comida o los pelos caigan a las tuberías. La prevención es lo más importante si queremos que los atascos no se produzcan de forma habitual. En ese sentido tenemos que destacar el papel de la grasa y el aceite, que son los que provocan un mayor número de atascos habitualmente, además de contaminar grandes cantidades de agua. No olvides tirar el aceite en un contenedor especializado y pasa una servilleta por la sartén para eliminar el aceite antes de fregarla.

En Instalaciones GPO somos grandes expertos en fontanería y desatascos con largos años de experiencia en el sector. También nos encargamos del mantenimiento y la instalación de calderas. Consulta con nosotros sin compromiso.