Los especialistas en instalaciones de fontanería de Zaragoza tenemos claro que uno de los problemas domésticos más frecuentes es el atasco de desagües, ya sean de fregaderos, inodoros, lavabos o duchas.

Para empezar, cabe advertir que la prevención y el cuidado de las instalaciones de fontanería de Zaragoza es el argumento principal para combatir este tipo de problemas. Hacer un uso correcto de los desagües es fundamental para evitar, a corto o medio plazo, este tipo de inconvenientes.

Existen materiales que pueden llegar a atrancar las tuberías, ya sea por su tamaño o por sus específicas características. Desde luego, los desagües no son una papelera, por lo que muchos de ellos deben ser eliminados por otros cauces más idóneos. Los restos de comida en el desagüe de la cocina, los cabellos en el lavabo del baño y las toallitas perfumadas en el WC son claros ejemplos de objetos peligrosos a este respecto.

Una vez que se ha producido el atranco, la tentación inmediata es actuar de forma casera para intentar solucionarlo. Es cierto que existen pequeños problemas ante los que se puede intervenir habitualmente adquiriendo productos químicos que, una vez vertidos, requieren mantener la tubería sin usar durante algunas horas. Sin embargo, no todos estos productos son apropiados para todas las tuberías ni todos los atascos. Por lo que, en ocasiones, las consecuencias de esta intervención es contraproducente, ya que agrava el problema.

Por eso, en caso de atranque en una tubería, y salvo que se tengan nociones fiables de fontanería y un equipo profesional, lo mejor es ponerse en manos de especialistas para resolver el atasco con precisión y fiabilidad. No son pocas las veces en las que un equipo de fontaneros debe acudir urgentemente a un domicilio para enmendar un desaguisado casero de difícil solución.

En Instalaciones GPO sabemos cómo ayudarte. Confía en nuestra profesionalidad y experiencia en tus necesidades de fontanería.