Como empresa especializada en el cambio y reparación de calderas en Zaragoza sabemos que a pesar de que estas máquinas tienen una gran durabilidad su uso habitual hace que en determinado momento puedan necesitar trabajos esenciales como una limpieza de conductos o trabajos más puntuales como el cambio de una pieza. Eso sí, hay algo que uno debe tener presente, si se quiere que la vida útil de esta sea lo más larga posible es necesario que en cuanto se perciban síntomas de que existe algún problema se contacte con un técnico para revisarla. A continuación explicamos qué detalles tener en cuenta.

En primer lugar, cuando una caldera realiza varios intentos para encenderse cada vez que se activa la calefacción o el agua caliente puede ser síntoma se necesita la limpieza de alguna de sus piezas para que estar puedan realizar la combustión correctamente.

En segundo lugar, cuando la caldera está perdiendo continuamente presión y sin embargo no se debe a ninguno de los radiadores, es probable que se deba a alguno de los circuitos internos. Para encontrar la avería cuanto antes lo mejor será contactar con una empresa especializada en el cambio y reparación de calderas en Zaragoza.

Otro problema que es bastante habitual es que se escuchen ruidos cuando funciona el circuito. Generalmente estos se deben a un rozamiento en la bomba, lo que podrá solucionarse limpiándola o sustituyéndola.

Si necesitas una empresa de la mayor confianza y con un dilatada experiencia no esperes más y contacta con Instalaciones GPO.